4 trucos que funcionan como pastillas para bajar de peso

Comer fruta. Pero no como un aperitivo. Beber más agua. Con hielo!

Cada día, al parecer, hay un nuevo asesoramiento guarnecido periódicos y revistas sobre cómo perder peso. Puede ser abrumador tratando de molestar a los legítimos de las modas, por lo que convirtió a los expertos.

A continuación se presentan las principales siete trucos que los científicos dicen funciona muy bien.

Evitar jarabe de maíz

A pesar de la persistente campaña de los medios de defensa del jarabe de maíz, la ciencia está comenzando a mostrar una clara diferencia entre azúcar y jarabe de maíz de alta fructosa (HFCS).

Un estudio demostró que las ratas que habían bebido LOS HFC de bebidas azucaradas beneficiado considerablemente más peso que aquellos que lo zampamos las bebidas endulzadas con azúcar, incluso cuando ambos grupos consumen la misma cantidad de calorías.

Aunque se necesitan más investigaciones, la diferencia podría estar en relación con la forma en la que cada edulcorante es procesada por el cuerpo.

Ambos están hechos de la fructosa y la glucosa, pero en el caso del azúcar, los dos compuestos están vinculados fuertemente entre sí y requieren un paso adicional para metabolizar. En los HFC, la glucosa y la fructosa ya están separados y, por lo que se pueden absorber más directamente, el investigador senior del estudio Bartley Hoebel de la Universidad de Princeton dijo a LiveScience.

Los investigadores esperan que el diagnóstico sea relevante para los seres humanos, señalando que los HFC no sólo se encuentra en las bebidas no alcohólicas, pero puede ser el ingrediente principal en los productos horneados, muchos cereales, frutas enlatadas, postres, jugos y mermeladas.

2. No dejes que la comida chatarra envolver tu cerebro

Sin duda, M & M y las patatas fritas son irresistibles, pero podrían ser adictivos?

Un nuevo estudio en ratas sugiere que comida basura puede afectar el cerebro de manera similar al consumo de drogas. Reflejo de los patrones de consumo humano, las ratas tuvieron acceso ilimitado a los alimentos que podemos encontrar en cada tienda de la esquina–helar, tocino, dulces, donas, salchicha, perros calientes, pasteles de bocado y así sucesivamente.

Obesidad, por supuesto, resultó, según el estudio detallado en la revista Nature Neuroscience en marzo de 2010. También aparecieron dos señas de identidad de la adicción a las drogas.

En primer lugar, muchos receptores de la dopamina, jugadores importantes en la vía de recompensa del cerebro–desaparecidas, posiblemente señalización que más alimentos ahora era necesario llegar a los niveles anteriores de satisfacción. Comportamiento también cambiada; comer estos alimentos se convirtió en prioridad. Las ratas continuaron comiendo incluso después de que una luz les advirtió que sería sorprendidos si no pararon.

El comportamiento paralelo que comedores compulsivos y adictos, dice estudio investigador Paul Kenny del Instituto de investigación Scripps en Florida. “Que no pueden controlarlo incluso cuando les han advertido los médicos, y sus relaciones sufren,” Kenny dijo a LiveScience.

Puesto que las ratas que comieron comida regular no experimentó tales cambios, los investigadores concluyeron que hay algo único sobre la comida chatarra.

“Realmente tratar de regular el acceso a este tipo de alimentos,” asesoró a Kenny. “No es tan inofensivo como parece”.

Tiempos de comida y snack de estructura

Uno de los principales errores Marissa Lippert, un dietista y consejero de nutrición en ciudad de Nueva York, encuentra entre personas que hacen dieta es que esperar demasiado tiempo entre las comidas. Tramos largos sin comida hace que las personas anhelan carbohidratos ricos en energía (pasar la cesta del pan, ahora!) y puede hacer difícil para la gente a tomar decisiones saludables y ver el tamaño de las porciones cuando comen. También podría comprometer el metabolismo, dijo.

Lippert informa planificación de comidas y aperitivos con antelación, permitiendo que su cuerpo en una rutina predecible y ayudar a usted evitar accidentes energía desesperada. Específicamente, ella sugiere “no esperando más de tres o más horas para tener una pequeña comida o un aperitivo”.

“Esto también ayudará aprovechar tus señales de hambre y saciedad”, dijo Lippert, ayudándole a adaptar su consumo a las necesidades reales de su cuerpo.

Una vez que una estructura está en su lugar, respetarlo. Los estudios han demostrado ghrelin, la hormona que señala hambre, picos en nuestras comidas habituales–aunque sólo hemos comido. Así que si almuerzo llega temprano, esperar a tener hambre otra vez. Tener un snack saludable, o una porción de su comida, en la mano podría prevenir un mal humor o ejecutar con máquinas expendedoras.

Eso es todo por este Post. Espero que haya encontrado útil este post. Publicar sus comentarios, preguntas o sugerencias a continuación.

loading...

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *